Saltar al contenido

Agua con frutas para bebés

La variedad en la alimentación de los más pequeños es esencial pero, muy a menudo, los papis nos quedamos sin ideas. Para que esto no suceda hoy queremos traerte algunas sencillas recetas de agua con frutas para bebés, de manera que no tengas que acudir a azúcares refinados.

De 4 a 6-7 meses

En este momento el niño aún se encuentra tomando solamente leche materna o en fórmula. Podemos empezar a introducir el agua con frutas para bebés a los 4 meses pero, ojo, aún no debemos darle la pieza triturada sino que simplemente la utilizaremos para dar sabor al agua.

Receta 1: Mi primer agua con frutas, de pera y plátano

Como era de esperar, nuestra primera receta incluye las dos primeras frutas que el niño debe probar por ser las más suaves en cuanto a sabor, textura y, por supuesto, por no presentar intolerancia en la inmensa mayoría de población menor.

  1. Pela un cuarto de pera muy blanda y de las más dulces.
  2. Hiérvela, cortála en pedazos grandes y deja que pierda la temperatura.
  3. Corta tres rodajas de plátano.
  4. Introduce los trozos de fruta en un biberón de agua de botella.
  5. Conforme el bebé vaya creciendo, puedes empezar a añadir, poco a poco, el agua de la pera hervida, de manera que a los 6 meses ya puedes, de hecho, utilizarla a partes iguales con la embotellada.

Receta 2: Agua con frutas para bebés de manzana y ciruela

Otra buena opción para edades tempranas, es la combinación de manzana y ciruela.

  1. Pela un cuarto de manzana y media ciruela.
  2. Hierve ambas piezas en agua, hazlas trozos grandes y deja que atemperen.
  3. Mete estos trocitos en un bibe con agua de botella. Al igual que en el caso anterior, a medida qu el niño crezca, puedes ir empezando a meterle agua hervida.

De 6 a 9 meses

En este punto, comenzará la alimentación con papilla de fruta e iremos introduciendo nuevas. Puede, por supuesto, continuar tomando los preparados que acabamos de ver y añadir otras opciones como esta:

Receta 3: Agua dos sensaciones de mandarina y melón

  1. Aplasta un par de gajos de mandarina para obtener una pizca de jugo.
  2. Coge otros 3-5 gajos y pártelos por la mitad.
  3. Corta, de una rodaja de melón, tres buenos cuadrados.
  4. Introduce en un biberón de agua de botella el jugo, los gajos partidos y los pedazos de melón.

De 9 a 15 meses

Seguiremos introduciendo más frutas, pasando, en este caso, a algunas de peor digestión, mayor acidez, etc. Te proponemos la siguiente receta.

Receta 4: Agua frutal de kiwi y uva

Para introducir estas dos frutas es absolutamente imprescindible retirar las semillas.

  1. Pela y deshuesa todas las uvas.
  2. Escoge un par de ellas y aplástalas para obtener su jugo.
  3. El resto, mantenlas en trozos tan grandes como sea posible.
  4. Pela medio kiwi.
  5. Con una cuchara, deshuesa fácilmente el corazón para retirar las pepitas y, a su vez, la zona de sabor más intenso.
  6. Corta en varias rodajas.
  7. Añade el jugo de uvas y los pedazos de estas y del medio kiwi a un biberón de agua embotellada.

A partir de los 15 meses

En este punto ya se introducen el resto de frutas, dejando, en última instancia, las que son más alérgicas. Por ello, la variedad de recetas de agua con frutas para bebés más mayores es inmensa. Nosotros te dejamos una.

Receta5: Agua de melocotón y coco para bebés mayores

Terminamos con una receta sencillísima.

  1. Abre un coco y reserva parte de su agua. No caigas en la tentación de usar un trozo porque se hace virutas que pueden atragantar (aunque el niño ya sea más grandecito), sobre todo en una bebida donde no se esperan.
  2. De un melocotón pequeño, perfectamente pelado, coge una mitad y hazla trozos grandes.
  3. Agua de coco y trozos de melocotón irán al biberón lleno de agua de botella.