Saltar al contenido

Agua con frutas diabéticos

Por supuesto que la hidratación es importante para todos pero, en el caso de quien padece diabetes, se vuelve algo apremiante. Por ello, si te cuesta beber agua, te recomendamos una deliciosa bebida de agua con frutas para diabéticos. Esta te mantendrá hidratado, te quitará las ganas de dulce y mantendrá estables tus niveles de glucosa en sangre.

Receta 1: Agua de plátano y ruibarbo para la diabétes

La controversia que causa el consumo de leche y su intolerancia, cada vez más presente en la sociedad, hacen que muchos ya nos hayamos pasado a otras opciones. En este caso, te proponemos conseguir una porción de calcio con el ruibarbo y, por supuesto, disfrutar de las conocidas ventajas del plátano.

  1. Lava el ruibarbo.
  2. Pela el plátano.
  3. Trocea ambos.
  4. Aparta un par de trozos de cada uno y maja en mortero.
  5. Añade los trozos y la pulpa a 1.5 litros de agua y pon a enfriar.

Receta 2: Agua con vitamina C para reforzar el sistema inmunológico

En este caso, optaremos por un sencillo cóctel de piezas ricas en vitamina C y simplemente irán al agua, fresquita. Para ello:

  1. Lava y trocea un pedazo de pimiento rojo, media manzana, una mandarina (o dos gajos de naranja), un par de fresas y, en resumen, aquellas frutas ricas en vitamina C que más te agraden.
  2. Agrega dos rodajas de limón.
  3. Incluye los trocitos en un litro y medio de agua y pon en la nevera para ir consumiendo a lo largo del día.

Receta 3: Agua de frutas rica en hierro y vitamina C

En este caso, traemos una combinación de alimentos muy adecuados para personas que padecen diabetes y que, además, son muy ricos en hierro, de manera que nos ayudan a mantener nuestro organismo oxigenado: la frambuesa, la fruta deshidratada y la espinada. Además, incluimos la fresa, que aporta esa vitamina C necesaria para que absorbamos el mineral.

  1. Parte dos dátiles a la mitad.
  2. Aplasta un puñadito de pasas.
  3. Ídem para un par de fresas.
  4. El resto de fresas y la frambuesa, córtalas en pedazos al gusto.
  5. Añade todo lo anterior a un litro y medio de agua y deja enfriando para consumir durante el día (aunque aconsejamos no abusar de la fruta deshidratada).

Receta 4: Agua de pepino y limón para la diabetes

Más sencilla imposible.

  1. Corta un limón en rodajas.
  2. Exprime otro medio.
  3. Lava un pepino y córtalo en rodajas.
  4. Todo, rodajas y jugo, irá a una jarra de 2 litros de agua y, una vez movido, a la nevera.

Receta 5: Agua con pera y aguacate

En este caso, te proponemos una fruta dulce, sí, pero, por supuesto, siempre te aconsejamos que escojas un tipo de pera menos dulce como puede ser la blanquilla o la conferencia. Del aguacate, sus grasas saludables son ideales para controlar los niveles de azúcar en sangre, contando con un índice glicémico muy bajo.

  1. Lava, pela y corta una pieza de cada fruta.
  2. Pon a hervir en 2 litros de agua durante 10 minutos.
  3. Todo, fruta y agua, irán a una jarra que deberás dejar atemperar y, después, si lo deseas, puedes enfriarla en nevera.

¡Ojo! Puedes tomar, sin problema, los pedazos de tu agua con frutas para diabéticos (de hecho, lo aconsejamos) pero recuerda siempre vigilar las porciones en función del resto de hidratos que hayas consumido a lo largo del día, tal y como si, en lugar de tomar esta deliciosa bebida, estuvieses, simplemente, comiendo las piezas de fruta.

El agua con frutas para diabéticos es una excelente opción, como encabezábamos, para controlar el antojo de dulce y mantenernos hidratados pero, como sucede con todo, es necesario que controlemos el azúcar (aunque en este caso sea fructosa) que consumimos.